BIENVENIDO AL BLOG DEL MAR MENOR, INFORMANDO SOBRE EL MAR MENOR DESDE MARZO DE 2010

EL TIEMPO

lunes, 20 de febrero de 2012

EL MAR MENOR. UNA CÁRCEL PARA LOS PECES


El Mar Menor soporta el doble de redes de pesca que hace cinco años, el 25% ilegales, según ANSE. Los pescadores afirman que las artes caladas no superan el centenar, pero admiten el aumento del furtivismo.

El Mar Menor es un lugar cada vez menos confortable para los peces, algo así como un laberinto sin salida en el que apenas tienen escapatoria, según los cálculos de la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE), que ha marcado con GPS todas las artes caladas en la laguna salada aprovechando el censo invernal de aves, realizado hace unos días. Les salen exactamente 223, el doble que hace cinco años, y un porcentaje aproximado del 25% ilegales –porque carecen de la matrícula obligatoria–, «lo que apunta a un notable volumen de furtivismo pesquero».
«Según nuestras estimaciones, en este momento hay calados un mínimo de 30 kilómetros de redes tan solo del tipo paranza», lo que a juicio de ANSE «constituye una presión pesquera desmesurada para una laguna con cuatro figuras de protección a escala internacional. Este incremento en el esfuerzo pesquero está teniendo efectos adversos sobre la biodiversidad y muy probablemente sobre los propios recursos pesqueros», asegura el director de la asociación, Pedro García, quien se pregunta «cómo puede escaparse de allí un pescado. Es imposible; no cabe una red más, sobre todo en la zona de La Manga».
Sin embargo, para el patrón mayor de la Cofradía de San Pedro del Pinatar, Juan Pablo Martínez Ibáñez, estas cifras son «exageradas». «Hay que saber lo que se está viendo», explica, «porque hay muchas redes que se componen de piezas separadas, como las morunas, que solo se matriculan en la cola. Y tenemos artes móviles y otros fijos», insiste, «así que es imposible que haya más de doscientas redes en el Mar Menor». ¿Cuántas, entonces? «Menos incluso que hace cinco años, no más de cien», mantiene.
Pedro García asegura, no obstante, que la estimación de redes realizada por ANSE da por buenas las artes consideradas «dudosas» –atendiendo precisamente a los criterios apuntados por el patrón mayor de los pescadores de San Pedro–.
Según el Servicio de Pesca de la Comunidad Autónoma, en el Mar Menor operan cuarenta barcos, que suman un total de 560 redes autorizadas –de acuerdo con el Reglamento del Mar Menor, si cada embarcación tiene una media de dos tripulantes, tiene derecho a utilizar un máximo de 14 artes–.
No es la primera vez que ANSE denuncia la actividad de los furtivos en el Mar Menor, pero los pescadores quitan importancia a quienes calan redes sin autorización –generalmente parados y jubilados–: «Lo que más nos afecta son los piratas que nos roban directamente», se queja Juan Pablo Martínez, «ladrones que nos vigilan desde tierra para quitarnos el pescado de las redes». También critica el patrón mayor la ‘competencia’ de los pescadores deportivos, «que no tienen restricciones para echar el curricán siete días a la semana y 24 horas al día si quieren».
Pescadores y ecologistas coinciden en que el Mar Menor está poco vigilado y que, como consecuencia de ello, los furtivos son más numerosos y actúan con más impunidad que nunca. Según la información facilitada por el Servicio de Pesca de la Comunidad Autónoma, en el año 2010 –la memoria de 2011 aún no está terminada– fueron decomisados treinta artes de pesca y tramitadas 54 denuncias por inspecciones desde la embarcación de vigilancia y actuaciones de los agentes medioambientales de la Comunidad Autónoma y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de Torre Pacheco.
ANSE recuerda además la alta mortandad de aves acuáticas (334 ya este año, sobre todo cormoranes, «que perecen al enmallarse en las redes») y anuncia que ha pedido a la Comunidad Autónoma la creación de áreas de reserva marina en el Mar Menor.

Fuente: Blog "Los pies en la tierra" de Miguel Ángel Ruíz. http://lospiesenlatierra.laverdad.es/

martes, 14 de febrero de 2012

AVES EN EL MAR MENOR: EL MARTÍN PESCADOR EUROPEO ( Alcedo atthis )


Para celebrar las 20000 visitas del blog del Mar Menor, me ha parecido oportuno hacerlo con un artículo sobre una de mis aves favoritas de las que se pueden ver en la laguna: El Martin Pescador Europeo (Alcedo atthis ).

Hace mucho tiempo que andaba detrás de él y por fin logré fotografiar a este pajarillo tan nervioso y desconfiado, quien me conoce sabe que tengo mucha paciencia para conseguir la fotografía que me propongo.

Ahora que he podido hacerlo, me  gustaría compartir este artículo y estas fotografías con mis lectores para que disfruten viéndolas y leyéndolo tanto como yo he disfrutado mientras intentaba hacerle alguna fotografía que valiera la pena, yendo una y otra vez con mucha paciencia, al lugar donde sabía que podría observar al Martín pescador, siempre con la ilusión de poder “cazarlo” con mi cámara de fotos en la actitud que yo quería hacerlo.

Martín Pescador Europeo ( Alcedo atthis )

Los martines pescadores pertenecen a la familia Alcedinidae, que incluye un número no determinado de especies de aves que se distribuyen por Europa, África, este y sur de Asia y América. En Europa existe una sola especie que es la que voy a tratar en este artículo: Alcedo atthis, el Martín Pescador Europeo. De esta especie existen varias subespecies.

Taxonomía:

Phyllum: Chordata ( Cordados )
Subphyllum: Vertebrata ( Vertebrados )
Clase: Aves
Orden: Coraciiformes
Familia: Alcidinidae
Género: Alcedo
Especie: atthis ( Linnaeus, 1758 )
Nombre común: Martín Pescador Europeo.

Descripción:

El martín pescador europeo es una pequeña ave de colores muy llamativos, destaca sobre todo el azulado iridiscente de su parte dorsal, parte superior de la cabeza y sus alas, el ocre-dorado de su pecho y la banda que va hacia sus ojos, el blanco de su garganta y las dos manchas del mismo color de su cuello. Las patas son muy cortas y de color rojo, su pico es largo con forma puntiaguda y de color negro con partes naranjas en la mandíbula inferior, en esto precisamente es prácticamente lo único que diferencia el macho y la hembra, ya que esta última tiene más marcado este carácter, pero además de esta diferencia realmente no presentan un dimorfismo sexual claro.

Puede alcanzar una envergadura de hasta 30 centímetros y  longitud de unos 16 cm.

Martín Pescador Europeo ( Alcedo atthis ). Hembra, se puede observar la parte inferior del pico naranja totalmente.

El martín siempre se encuentra cerca del agua y es habitual, o bien verlo pasar volando a ras de agua a gran velocidad, casi nunca levanta el vuelo demasiado y según algunos autores puede alcanzar hasta 72 km / h, o bien en algún posadero ( una caña que sobresale un poco del agua, un palo, o una rama), esperando a que pase algún pececillo y poder pescarlo.

 Saliendo del agua con pez en la boca

Volando hacia su rama con su pez recién pescado

Aunque normalmente suele pescar a la espera asentado sobre alguna caña o rama, también tiene otra técnica de pesca, menos usada y conocida, que es en "cernida", es decir se eleva a una altura superior de lo que suele hacerlo sobre el agua y se para en vuelo, aleteando rápidamente en contra del viento, como si de un cernícalo se tratara, y finalmente cuando está seguro de que va a pescar su presa se lanza hacia el agua.

 Intentando poner en una buena posición a su presa para poder engullirla

Posteriormente cuando se siente saciado arroja los desechos en forma de egagrópila, una bola que expulsa por el pico y que contiene restos de la comida del ave.

  Expulsando una egagrópila

Donde se puede observar con mayor facilidad en el Mar Menor es en las Salinas de San Pedro del Pinatar, en las encañizadas de La Manga, en la rambla del Albujón y en algunos puertos deportivos como el de Los Urrutias, aunque también en alguna de las balsas de riego de los campos de alrededor de la laguna.

Concretamente yo este año (2011-12), desde septiembre hasta estas fechas he llegado a ver hasta seis martines pescadores diferentes en la zona del Mar Menor, dos de ellos en el puerto de Los Urrutias, otro en la desembocadura de la rambla del Albujón, dos en las Salinas de San Pedro y el sexto en las encañizadas de “La Torre” al final de La Manga.

Se puede observar de vez en cuando alguna rareza, Como curiosidad decir que el año 2009, se pudo observar durante todo el invierno un martín pescador americano gigante Ceryle alcyon en una balsa próxima a la rambla del Albujón.

  Martín gigante americano volando sobre la rambla del Albujón en el año 2009. Foto de Richard Howard.

viernes, 3 de febrero de 2012

PLANTAS DEL MAR MENOR I

Asphodelus fistulosus ( Gamoncillo )

Chrysanthemum coronarium ( Crisantemo )

 Ecballium elaterium ( Pepinillo del diablo )

Iris sisyrinchium ( Patita de burro )

Lycium intrincatum ( Cambrón )

Lotus creticus

 Nigelia damascena ( Arañuela o cabellos de Venus )

Chamaerops humilis ( Palmito )

Pancratium maritimum ( Lirio de mar )

Thymelaea hirsuta ( Bufalaga marina )