BIENVENIDO AL BLOG DEL MAR MENOR, INFORMANDO SOBRE EL MAR MENOR DESDE MARZO DE 2010

EL TIEMPO

sábado, 21 de diciembre de 2013

MOLUSCOS EN EL MAR MENOR: ALMEJA LISA O PECHINA LISA EN EL MAR MENOR ( Mactra stultorum )



Taxonomía:

Phyllum: Mollusca ( Moluscos )
Clase: Bivalvia ( Bivalvos, lamelibranquios ) Almejas
Orden: Veneroida ( Veneroideos )
Familia: Mactriidae
Género: Mactra
Especie: stultorum ( Linnaeus,1758 )
Sinonimia: Mactra corallina
Nombre común: Almeja lisa, pechina lisa

Mactra stultorum en seco
Descripción:

Este bivalvo tiene dos valvas iguales, lisas y brillantes de aspecto frágil, traslúcidas y con el umbo (ápice de las valvas ) por delante de la línea central.

La charnela es heterodonta y compleja, con una foseta ligamentaria triangular, dos dientes laterales y uno cardinal, el ligamento de la charnela es externo.

La ornamentación es a base de unas finas, pero aparentes, líneas de crecimiento concéntricas y  el periostraco es fino más aparente en la parte ventral de la concha.

El color de la concha es blanco brillante por fuera y de color mate por dentro, donde también se notan las estrías de crecimiento al ser traslúcida la concha.

Puede llegar a medir hasta 70 mm de longitud.

 Mactra stultorum sobre sustrato arenoso en el Mar Menor

Existe una subespecie, también presente el Mar Menor, Mactra stultorum lignaria, que presenta las mismas características pero su color es marrón crema por fuera y cuya ornamentación tiene un aspecto más reticulado.

Mactra stultorum lignaria, subespecie también presente en el Mar Menor.

Mactra stultorum lignaria en seco

Hábitat:

Vive enterrado en la arena, aunque es muy común verlo en la superficie del fondo arenoso.

Tanto la especie Mactra coralina, como la subespecie Mactra coralina lignaria solían ser muy abundantes en el Mar Menor, aunque actualmente su población está bastante mermada debido a dos factores principalmente, por un lado la fuerte depredación que sufre por el gasterópodo llamado busano ( Hexaplex trunculus ) y por otro debido a la calidad del agua, ya que es muy sensible a la contaminación de la misma. Por estas razones ahora es más común ver las conchas de individuos muertos sobre el sustrato arenoso que ver individuos vivos.

lunes, 2 de diciembre de 2013

EL MAR MENOR. NUESTRA PISCINA PARTICULAR.



Hace ya algunos años se instalaron unos espigones de piedras en la mayoría de playas del Mar Menor con el fin de que la arena se acumulara a la vera de estos y así regenerar las playas, además de rellenar estas zonas con arena dragada del fondo de la propia laguna, con el fin de crear bonitas playas donde la gente se pudiera bañar y disfrutar de la playa en verano. Por supuesto sin tener en cuenta en absoluto si eso dañaba o no el ecosistema de la laguna, ni los problemas que podría traer en el futuro.

Pero claro... ocurrió lo que pasa siempre que los proyectos se hacen sin previsión de futuro, sólo para "parchear" los problemas y dejar contenta a la gente de a pie que no conoce lo que esas acciones pueden traer en consecuencia pasado un tiempo, y resulta que en esos espigones empezó a acumularse fango y detritos, en lugar de arena limpia como pretendían, debido a que impiden la normal circulación de las aguas en la orilla de laguna.

Así que después de años pidiendo que pusieran esos espigones, la gente de pie, veraneantes y pobladores de estas zonas se pusieron en “pie de guerra”, pero ahora para pedir que quitasen los espigones "tan deseados" de las playas, debido a los problemas que había traído consigo y el malestar que suponía a los veraneantes y por tanto al turismo en la zona.

En marzo de 2011, la Demarcación de Costas dependiente del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino , inició la eliminación definitiva de dos de los siete espigones que había en la población de los Urrutias con el fin de acabar de una vez por todas con este problema, dejando que el agua circule libremente en estas zonas.

Al final sólo se han quitado dos espigones, uno situado en la parte central del pueblo a la altura de la iglesia y otro en la zona de Puntabrava, frente al Aula de la Naturaleza.

Ambos espigones eran los más problemáticos debido a que era donde se acumulaban la mayor parte de residuos orgánicos debido a la falta de circulación del agua.

El problema ahora es que en esas zonas se puede perder la playa, la “sucia y maloliente” playa de Los Urrutias, de la que siempre que han tenido oportunidad han dado cuenta en estos téminos los periódicos y medios de comunicación durante los últimos años y de este modo la conoce la gente debido a eso. 

Pero mire usted por donde... resulta que ahora hay que evitar que se pierda esa “sucia” playa para uso y disfrute de esos vecinos que tanto se han quejado de ella.

Pues a los señores del Ministerio no se les ha ocurrido otra cosa que regenerar estas playas utilizando de nuevo el método de rellenarlas con arena y no contentos con eso, parece ser que quieren poner un perfilado costero para evitar su desaparición.

Con este motivo dragaron a escasos metros de la orilla un poco antes del verano de 2013, dejando un socavón inmenso en la zona de dragado, con el consiguiente peligro de caídas para personas mayores y niños sobre todo, pero en general para todos. Además de dejar una franja fangosa a esa altura de la orilla al remover todo el fondo, en la que se te hundía el pie entero y parte de la pantorrilla si te descuidabas. No digamos ya el daño que ha causado a la fauna y flora submarina, pero claro eso a "estos" les da igual como siempre.

Ahora parece ser que la gente también pide la limpieza de los fondos, supongo que querrán quitar todas esas algas “contaminantes” que curiosamente crecen en el fondo del mar y que tan molestas son para cuando se bañan.  

Es decir que no hemos aprendido nada, el Mar Menor no es una piscina para el baño, por si alguien no se ha entarado bien, sino que es un ecosistema que tiene sus ciclos y su propio dinamismo hidrológico y si no se deja que se desarrolle de forma natural volveremos a tener dentro de unos años el mismo problema.

Nosotros somos simples invitados en sus aguas, igual que un mújol cualquiera o una quisquilla y debemos respetar sus reglas si queremos seguir disfrutándolo.

Yo creo que deberían decidirse tanto la Consejería de Medioambiente como los vecinos de la zona, si lo que quieren de verdad es proteger el Mar Menor y disfruta de él o hablan cara a la galería y lo que quieren de verdad es una piscina de baño.

En este último caso lo mejor sería vaciar el Mar Menor con una bomba de agua gigantesca, cerrar las golas de unión al mar Mediterráneo, embaldosarlo con un bonito pavimento eso si, y después rellenarlo de agua bien clorada, y así tendríamos esa piscina gigantesca que todos quieren tener, de manera que ya no habría problemas de detritos, algas, y otros bichos tan molestos que tienen la manía de vivir en el mar donde solo nosotros tenemos derecho a bañarnos. Los bichos y algas que se vayan a otra parte, si se mueren todos mejor, pero que no vivan en nuestra piscina particular.

¡Ojalá eso no pase nunca! 

¡Una auténtica vergüenza de nuevo!, ¿Cuándo se decidirán a "coger el toro por los cuernos" y poner soluciones reales y permanentes al Mar Menor en todos los aspectos?, ¿Cuándo esté bien muerto y rematado?¿Cuándo ya no se pueda hacer nada?